(+34) 91 658 49 90

Con septiembre a la vuelta de la esquina llega la vendimia, una época donde muchos pueblos de España se llenan de fiesta y color. Todavía queda el último tramo de verano para disfrutar de fiestas locales y de los últimos rayos de sol para los rezagados de las vacaciones. Hoy queremos presentaros nuestros productos estrellas relacionados con el fruto procedente de las viñas: las frascas de vino, la vendimia ya está aquí.

Muchos de nuestros lectores habrán conocido las tradicionales frascas de vino que había en muchas casas y, por supuesto, tabernas. Eran de forma cuadrada, con cuello bajo, de vidrio grueso y translúcido y cuya capacidad era, normalmente, de un litro. Nuestras frascas han evolucionado y tienen un aspecto más estilizado y moderno. Al igual que las jarras, son los recipientes de siempre adaptados a nuevos diseños. Pero ambas siguen teniendo las mismas funciones que explicamos más abajo.

El arte de decantar el vino

Los amantes del vino saben que no hay nada como degustar un buen vino después de decantarlo. Este proceso sirve para separar los sedimentos sólidos que pudiera haber en la botella de vino. También para oxigenar el vino que lleva mucho tiempo embotellado y tiene aromas de reducción a cerrado. Así pues, la frasca permite que el vino entre en contacto con el oxígeno de manera más directa y rápida.

El objetivo de este procedimiento es que los posos queden en la botella. De tal modo, que no se verterá todo el vino en la frasca sino que se quedará una pequeña cantidad en la botella para que sedimenten. Se aconseja servir el vino en el decantador o frasca alrededor de una hora antes de consumirlo. Eso permitirá que el preciado líquido se «abra» y oxigene obteniendo una amplia paleta aromática y de sabores.

Otro de los consejos en el arte de decantar es que se vierta el vino desde la botella a la frasca de manera lenta, deslizándose suavemente por las paredes hasta que llegue al fondo. El hecho de decantar está técnicamente aconsejado para vino añejos. Pero estas son solo unas recomendaciones generales porque, como ya sabréis, el mundo del vino es complejo ¡Y cada vez está más en boga! Animaos a participar, al menos tomando una copita de vino servida desde unas frasca.